Inicio » Centro de Prensa » Marviva en medios » Pescadores reiteran oposición a pesca de arrastre, impulsada por el gobierno

MarViva en medios

Pescadores reiteran oposición a pesca de arrastre, impulsada por el gobierno

Costa Rica Mayo 31, 2016
Tomado de: Crhoy.com
Autor: Redacción

Pescadores guanacastecos reiteraron su oposición a la pesca de arrastre y se oponen rotundamente al proyecto de ley que pretende reinstaurar la técnica.

En una reunión don diputados de la provincia de Guanacaste, el sector pesquero de la zona insistió en su preocupación por la iniciativa de ley impulsada por la administración Solís Rivera y que busca reinstaurar la pesca de arrastre en los mares costarricenses. Los pescadores se lo hicieron saber así a los cinco congresistas de la Comisión Especial de Asuntos Guanacastecos de la Asamblea Legislativa, en una reunión el pasado sábado 28 de mayo.

La Cámara de Pescadores de Guanacaste – que representa al sector artesanal, palangrero y turístico de la provincia – organizó el encuentro con los diputados Juan Marín y Marta Arauz del Partido Liberación Nacional (PLN); Suray Carrillo del Frente Amplio; Víctor Morales del Partido Acción Ciudadana (PAC); y Johnny Leiva del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC).

Representantes de 16 comunidades pesqueras, 10 del litoral Pacífico y otras 6 de la parte interna del Golfo de Nicoya, rechazaron de manera unánime el proyecto bajo el expediente 19.838 “Ley para el Aprovechamiento Sostenible del Camarón, Generación de Empleo y Combate a la Pobreza”.

El presidente de la Cámara, Martín Contreras, explicó a los congresistas – comparando una malla de pesca artesanal y una de pesca de arrastre – el impacto de esta nociva técnica. El líder guanacasteco señaló que los artesanales están obligados a usar una red de 4,5 pulgadas de luz de malla, que permite la liberación de especies que no han alcanzado su madurez. Señaló que la red usada por las embarcaciones semi-industriales es de 1,5 pulgadas y atrapa todo a su paso, con el agravante que ambas flotas comparten las zonas de pesca.

“Rompe lo que tenga que romper”, dijo Contreras en referencia a las redes de arrastre. “Queremos tener el recurso, no solamente para las generaciones actuales, sino para las futuras. Tenemos los señores de Cuajiniquil y otros, sufren hambre, pasan días, un mes sin comer, sin pesca ¡no hay nada!”, expresó a los cinco diputados.

La gerente de Incidencia Política de MarViva, Viviana Gutiérrez, insistió que el Gobierno de Luis Guillermo Solís no ha demostrado que el arrastre semi-industrial sea una forma de pesca sostenible, para poder hablar de un proyecto de ley que la reactive. Agregó que la Ley de Pesca y la Constitución Política obligan a demostrar la sostenibilidad de la actividad camaronera, de previo a la aprobación de una nueva ley. Solo se puede lograr con estudios sobre el recurso disponible en aguas costarricenses, tal y como lo ha señalado la Contraloría General de la República al Incopesca.

“Preocupa que las medidas que propone el proyecto de ley no son realistas. En este momento el Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca) no tiene la capacidad de ponerlas en implementación y fiscalizarlas de manera adecuada, sin poner en riesgo el derecho a un ambiente sano de todos los costarricenses. Es una irresponsabilidad apoyar una iniciativa, que no resuelve cómo la pondrá en práctica la autoridad pesquera”, aseguró Gutiérrez.

 

Dudas y posiciones de los diputados

El liberacionista Juan Marín mantuvo sus críticas al proyecto de ley, si bien admitió que ahora será debatido en la Comisión de Ambiente, de la cual es parte y que analiza el expediente 19.838. El verdiblanco dijo que la oposición continuará, pues el proyecto carece de estudios que lo respalden.

“Me queda aún más claro que el proyecto no sirve, que los pescadores de Guanacaste nos dan un respaldo suficiente y nosotros tenemos que atender el llamado de estos pescadores. Vamos a ir a debate. Si el proyecto se mejora y cambia sustancialmente, tendría algún nivel de viabilidad. Si hay actitudes de no cambiar lo que está en ese texto, el proyecto va a recibir todo nuestro esfuerzo negativa”, afirmó Marín.

Suray Carrillo, del Frente Amplio, destacó el conocimiento tradicional de los artesanales, que viven del mar, y la información mostrada en la reunión. La diputada dejó claro que se opondrá a la iniciativa del Ejecutivo. “En este proyecto no hay negociación ni diálogo. Si tengo que meter 100 mociones, meto 100 mociones. Es la herramienta que un diputado tiene para parar un proyecto”, aseguró Carrillo.

 

 

Todos los Derechos Reservados Copyright 2016 MarViva   |  POLÍTICA DE PRIVACIDAD