Inicio » Centro de Prensa » Marviva en medios » Exinvestigador de INCOPESCA : No se puede hablar de pesca de arrastre sostenible

MarViva en medios

Exinvestigador de INCOPESCA : No se puede hablar de pesca de arrastre sostenible

Costa Rica Noviembre 22, 2017
Tomado de: ameliarueda.com
Autor: Luis Ramírez Salazar

Especies de camarón registran sobreexplotación desde 1987

En estos momentos hablar de una pesca de arrastre de camarón sostenible es imposible debido a los altos niveles de sobreexplotación del producto.

Así de contundente se expresó este miércoles en el programa Nuestra Voz el científico y exdirector de Investigación del Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (INCOPESCA), Huberth Araya, tras la polémica desatada por la intención del Gobierno de brindar nuevas permisos para la aplicación de esta técnica usando mejoras regulatorias.

"Para nosotros hablar de una pesca sostenible y para dar licencias de aprovechamiento de un recurso tendríamos que hacer una evaluación del mismo para saber cuánto se puede extraer, cuántas licencias se pueden dar, cuánto esfuerzo pesquero se puede aplicar. En este momento, con un recurso sobreexplotado no se puede hablar de pesca sostenible", aseguró el especialista.

Araya señaló que no es válido realizar estudios científicos sobre una especie escasa para fundamentar el otorgamiento de permisos para su pesca. La única manera de hacerlo es dejando que se recuperen las poblaciones y esto solo ocurre dejando de extraerlo durante varios años, añadió.

La tesis del científico se sostiene con otras investigaciones que se han llevado a cabo sobre la sobreexplotación del camarón en las costas del país.

La académica de la Escuela de Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional (UNA), Rosa Soto, citó en Nuestra Voz un estudio elaborado por José Ángel Palacios sobre las poblaciones de esta especie.

La investigación publicada en 2013 evidenció que varias clases de camarón estaban siendo sobreexplotadas comenzando con el titi desde 1987, el rosado desde 1995, el camellón desde 2010 y más recientemente el blanco desde 2012.

La bióloga explicó que el rango se mide de 0 a 1, de manera que conforme se acercan al valor más alto se refleja más sobreexplotación. En estos casos los índices rondan entre 0,91 y 0,97.

Carencias

El exfuncionario de INCOPESCA manifestó que en esta entidad existen una serie de debilidades serias que impiden una pesca sostenible.

La carencia más evidente es la falta de control y vigilancia de las embarcaciones que realizan las actividades pesqueras a raíz de la falta de recursos económicos y dependencia con otras instituciones como Guardacostas, los cuales deben prestar mayores esfuerzos a otros temas como la lucha contra el narcotráfico.

Araya además denunció injerencia en las decisiones que toma la junta directiva de INCOPESCA, donde los sectores pesqueros más grandes tienen la capacidad de influir y que se falle a favor de sus intereses.

El investigador señaló que la pesca de arrastre sigue subsistiendo porque el Instituto subsidia combustible a las embarcaciones así como los insumos para la actividad.

INCOPESCA pretende dejar en firme un acuerdo de junta directiva este próximo viernes para otorgar nuevas licencias para la pesca de arrastre.

De acuerdo con el Gobierno, los nuevos permisos deben cumplir con una serie de lineamientos, los cuales respetan el fallo de la Sala Constitucional que en 2013 que prohibió la técnica por su daño al ambiente, sin embargo, este hecho no puede ser comprobado de manera independiente pues el Instituto se ha negado a compartir la decisión tomada hasta que no adquiera firmeza.

Todos los Derechos Reservados Copyright 2016 MarViva   |  POLÍTICA DE PRIVACIDAD