Inicio » Centro de Prensa » Marviva en medios » MarViva lamenta oídos sordos del Gobierno ante deshonroso “premio” ambiental

MarViva en medios

MarViva lamenta oídos sordos del Gobierno ante deshonroso “premio” ambiental

Costa Rica Febrero 2, 2016
Tomado de: elmundo.cr
Autor: Redacción
Foto: elmundo.cr

San José, 2 feb (elmundo.cr) – La Fundación MarViva pide al Gobierno de Luis Guillermo Solís cambios en las políticas de pesca, específicamente en el manejo de las pesquerías de tiburón. Esto luego de que la organización internacional Sharkproject declarara al mandatario como “Enemigo de los Tiburones 2016”.

Solís fue postulado en noviembre del 2015, por 30 organizaciones costarricenses, regionales e internacionales. Tras más de dos meses de análisis, Sharkproject anunció el “premio” el pasado sábado. Lo entrega para señalar actos que atentan contra las poblaciones de estos animales, sean de un gobierno o una empresa.

Sin embargo el Poder Ejecutivo prefirió desoír las críticas y ayer lunes desmintió los hechos expuestos por las organizaciones.

Ante una serie de decisiones durante la Administración Solís-Rivera, que perjudican las poblaciones de tiburones, MarViva insiste en que se debe cambiar la línea. Además las autoridades aún no definen la posición de Costa Rica con respecto a la conservación de tiburones.

El 26 de enero anterior, en una reunión con el sector ambientalista y el pesquero convocada por el Ministerio de Ambiente para dar a conocer la posición del Gobierno, el Viceministro de Aguas, Mares, Costas y Humedales aclaró que todavía no existe una postura oficial a ser presentada en la Segunda Reunión de Signatarios (RdSII) del Memoradum de Entendimiento (MdE) de Tiburones Migratorios de la Convención de Especies Migratorias (CMS), que se realizará en Costa Rica entre el 15 y 19 de febrero.

En dicha Convención, así como en la Convención de las Naciones Unidas sobre Derecho del Mar (CONVEMAR) y la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), Costa Rica lideró procesos para proteger especies, durante más de una década. Ahora hay incertidumbre sobre el rumbo que el Gobierno quiere tomar.

Por su parte el director General de MarViva, Jorge A. Jiménez, cuestionó la línea actual de las autoridades, así como la indecisión en torno a darle mayor protección a especies de tiburón como martillo, sedoso y zorro.

“Durante casi ya dos años de esta Administración, la agenda marina ha sido abandonada. Confusión, decisiones sin fundamento técnico e ilegalidades (como el caso de la exportación de aletas de especies protegidas) han sido la tónica. Es lamentable que lo tan duramente avanzado se haya destruido en tan poco tiempo. La mala imagen que sobre este tema ha ganado el país en el extranjero es vergonzosa”, afirmó Jiménez.

Solís fue “premiado” por medidas como el anuncio de las autoridades de que no propondrán ni apoyarán la protección de más especies de tiburones en convenciones internacionales. Además en febrero y diciembre del 2015, permitió dos exportaciones de aletas de tiburón martillo, una especie en peligro de extinción y protegida por la Convención CITES, irrespetando lo establecido en la Convención y en nuestra propia Ley de Conservación de Vida Silvestre.

Tras la nominación y nuevamente tras ser declarado “Enemigo de los Tiburones”, el Gobierno intentó desmentir las críticas, pero no refutó los hechos. Las exportaciones fueron autorizadas, pese al dictamen negativo expresado por el Consejo de Representantes de Autoridades Científicas de CITES (CRAC-CITES). Esta es la única entidad autorizada por ley a dictaminar, con bases científicas, si la exportación debe autorizarse o no.

Para justificar las acciones, el Presidente Solís defendió que no todas las variedades de tiburón explotadas están en peligro de extinción y que no se podía abandonar a pescadores por temas ambientales. Pero la especie que actualmente comprende el 75% de las descargas de tiburón en Costa Rica – el tiburón sedoso – ha visto disminuida sus poblaciones en un 70%. Es decir tiene una condición precaria, alertada incluso por el Comité Científico Asesor de la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT).

“Nuestro país sigue sin fundamentar el manejo de su recurso pesquero en información técnica, lo que ha generado una disminución del recurso y ha complicado la situación económica de miles de familias en la costa”, aseguró el Director de MarViva.

Todos los Derechos Reservados Copyright 2016 MarViva   |  POLÍTICA DE PRIVACIDAD