Saltar al contenido
Inicio » PRESUNTO ILÍCITO PESQUERO EN ÁREA COSTERA MARINA PROTEGIDA AMPLIADA DE PANAMÁ POR EMBARCACIÓN DE BANDERA COLOMBIANA

PRESUNTO ILÍCITO PESQUERO EN ÁREA COSTERA MARINA PROTEGIDA AMPLIADA DE PANAMÁ POR EMBARCACIÓN DE BANDERA COLOMBIANA

La coordinación interinstitucional, a nivel nacional e internacional, debe permitir implementar medidas de manejo congruentes en pro de la conservación de los recursos naturales y la debida sanción a los infractores de las normas establecidas.

En horas de la tarde del día 4 de mayo de 2022, desde una embarcación utilizada para una expedición científica organizada por el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales de Panamá y la Organización No Gubernamental MigraMar, se detectó a una embarcación con matrícula CP-01-2555-B, con pabellón de Colombia y de nombre Santa Bárbara II, con aletas de tiburón sobre su cubierta. En base a las imágenes que circulan en redes sociales, estas aletas pudieron ser resultado del “aleteo”; una práctica ilegal que consiste en cortar las aletas de los cuerpos de los tiburones y descartar el resto del animal al mar. Esta práctica está prohibida tanto en Colombia (Resolución 375 de 2013; Gaceta Oficial 48765, del 18 de abril de 2013), como en Panamá (Ley 9 del 16 de marzo de 2006; Gaceta Oficial 25506 del 20 de marzo de 2006).

Las imágenes fueron captadas cuando presuntamente dicha embarcación se encontraba dentro de la recientemente ampliada Área de Recursos Manejados Cordillera de Coiba (ARMCC), en aguas jurisdiccionales de Panamá. Con esta nueva área, el país alcanzó el compromiso de proteger el 30 % de sus océanos para el 2030, una iniciativa que busca mejorar la conectividad del Corredor Marino del Pacífico Este Tropical (CMAR) y fortalecer la conservación de las especies altamente migratorias y en peligro de extinción que allí se encuentran.

Fundación MarViva hace un llamado al Ministerio de Ambiente, para que en coordinación con autoridades nacionales e internacionales con competencia en los espacios marinos y costeros, reúnan toda la evidencia del caso y presenten la correspondiente denuncia ante sus contrapartes de Colombia y al Ministerio Público de Panamá, y así este hecho sea debidamente investigado, se determinen las responsabilidades y se apliquen las sanciones correspondientes.

MarViva respalda las intenciones expresadas por los presidentes de Costa Rica, Panamá, Colombia y Ecuador durante la reciente Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CoP26), en Glasgow (Escocia), que buscan implementar  iniciativas que garanticen la sostenibilidad financiera el control, la vigilancia y la investigación científica en las áreas núcleo del CMAR (Parque Nacional Isla del Coco, Parque Nacional Coiba, Santuario de Fauna y Flora Malpelo y Parque Nacional Natural Gorgona, Parque Nacional y Reserva Marina de las Galápagos) y sus correspondientes áreas protegidas de influencia.

Sin un adecuado control de la pesca ilegal en estas áreas, su función como sitios de conservación de las especies marinas no será alcanzada. Nuestros países deben de seguir trabajando juntos, no sólo para crear nuevas áreas protegidas, sino también, para vigilarlas y conservarlas.