Inicio » Node » Sinac y MarViva luchan por terrenos del Estado

MarViva en medios

Sinac y MarViva luchan por terrenos del Estado

Costa Rica May 9, 2018
Tomado de: Diario Extra
Autor: Bharley Quirós Navarro

Costa Rica cuenta con el humedal más grande de Centroamérica, ubicado en Osa, Puntarenas. Se trata del Térraba-Sierpe, que está amenazado por el avance ilegal agrícola en la siembra de monocultivos como el arroz y la palma aceitera.

Debido a las características que presentan los humedales, son usados estos cultivos, con el agravante de que utilizan máquinas especializadas para drenajes y sufren quemas clandestinas. 

Gracias a la Fundación MarViva y el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) y el Área de Conservación Osa (Acosa), un equipo de DIARIO EXTRA recorrió el humedal para constatar sus amenazas y entender el trabajo para identificar y recuperar el Patrimonio Natural del Estado (PNE).

El PNE son los bosques, manglares y humedales que se encuentran en ocupación o inscritos por particulares, por lo que se requiere un proceso legal para que regresen a nombre del Estado.

Debido a la lentitud del gobierno para realizar esta labor, organizaciones como Fundación MarViva colaboran para agilizar el trabajo que permita el levantamiento catastral con el objetivo de tener un inventario de todas las fincas en la periferia del humedal y dentro de este.

Los humedales y todo ecosistema de manglar cumplen funciones muy valiosas, son fuentes de empleo para pesca de pianguas, camarones y recolección de moluscos. Son además la primera barrera para eventos climáticos extremos.

Gracias al estero azul que parte del humedal Térraba-Sierpe, las comunidades aledañas no recibieron un impacto mayor en el paso de la tormenta Nate.

Son además un filtro natural que evita que los sedimentos lleguen al mar, funcionan como reservorios y captación de agua.

Este humedal de 32 mil hectáreas fue declarado en 1991 categoría Ramsar, lo cual significa que se valora como de importancia internacional por su hábitat para aves acuáticas.   

 

500 FINCAS

 

Con el apoyo del Primer Fondo de Canje de Deuda EE.UU.-C.R., se inició el proyecto que involucra a MarViva y Acosa para identificar las fincas que están dentro del PNE.

Según explicó Ginnete Jiménez, coordinadora de la oficina de Patrimonio de Acosa, ya tienen localizadas 500.

“De esas se debe analizar cada caso para saber su condición. El problema es que en el largo proceso legal estos ecosistemas son los más afectados, debido a que mientras tanto se sigue realizando un uso no sostenible de los mismos, ya hay estudios que muestran la disminución de áreas del manglar del humedal”, explicó.

 

PERMISOS DE USO

 

A pesar de que las personas tengan inscrito un terreno dentro del PNE, el Sinac permite que sigan en esa condición siempre y cuando se usen para tres actividades: capacitación, investigación o ecoturismo. 

Marco Castro, coordinador de MarViva para este proyecto, explicó que ellos trabajan en ese ordenamiento hace tres años en propiedades que son parte de la zona marítimo-terrestre, las cuales se ubican 150 metros detrás del área del manglar del humedal Térraba-Sierpe y en los alrededores del río Sierpe.

“Una parte del proyecto también va dirigida a la concientización a la población local, empezamos con niños para que entiendan el concepto del PNE, que a veces es confundido y la importancia de usarlo bien y conservarlo”, comentó Castro. 

La Fundación MarViva tiene el interés de velar por los humedales, proteger la influencia marina en los manglares.

Es importante recalcar que los humedales son zonas de criaderos de peces y moluscos, donde se ubican las “cunas” para las pesquerías del mañana. 

Los guardaparques de Acosa ahora son 8, cuando apenas hace 2 años eran sólo dos.

Cuentan con dos vehículos, un bote y se les ha brindado capacitación en las técnicas que utiliza el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) para recolección de evidencias de delitos ambientales.

 

• Antonio Orozco

Administrador del humedal

“Cuando nosotros identificamos un delito ambiental, saber quién es el dueño del terreno es lo más complicado del proceso, pero gracias a la recuperación del Patrimonio Natural del Estado, se agiliza el trabajo”.

 

• Ginnete Jiménez

Coordinadora PNE

“Por medio del proyecto estamos identificando qué planos o predio forman parte de la periferia del humedal, para después iniciar con procesos legales para proceder la inscripción”.

 

• Marco Castro

MarViva

“Estamos haciendo un mapeo de tenencia de la tierra, cómo ha sido el cambio del uso de suelo en la zona y esa información se pone a disposición del Sinac para que esas tierras tengan un mejor manejo y en otros casos recuperadas por el Estado”.

All Rights Reserved Copyright 2016 MarViva   |  PRIVACY POLICY